30 de agosto de 2019

30 de agosto de 2019

115.000 estudiantes de todo el país se benefician con la construcción, refacción y/o ampliación de escuelas técnicas

“El edifcio era una construcción de más de 100 años, que había que adecuar. Había que realizar una refacción total para poder trabajar en los ocho talleres. Ahora, los estudiantes están felices”, cuenta Pablo Vega, director de la Escuela  Especial de Formación Laboral Nº 383 de la ciudad de La Rioja, a la que asisten más de 120 estudiantes con discapacidad. Tuvo una inversión de $ 21.892.983,34 del estado nacional.

“La llamábamos la “escuela rancho”… aquí es donde yo estudié…”, afirma Noemí Salvatierra, egresada de la Escuela de Educación Técnica N° 3118 del barrio Francisco Solano en la ciudad de Salta. “Hoy mi hijo también estudia aquí”. Noemí cursó en el antiguo edificio. Actualmente su hijo estudia en la misma escuela pero con un edificio nuevo, que fue inaugurado el 14 de mayo de este año. Con la proyección de recibir a más de 2 mil estudiantes, la EET N° 3118 es hoy la escuela más grande de Salta, gracias los más de $92 millones del estado nacional.

Son éstas algunas instituciones de las 197 instituciones de la modalidad Educación Técnico Profesional que, desde el 2016, fueron construidas, refaccionadas y/o ampliadas por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología -a través del INET,  marcando un hito histórico de obras de infraestructura gestionadas dentro del Fondo Nacional de Educación Técnico Profesional (ETP). 

“Esta decisión política de poner prioridad en la inversión de infraestructura edilicia en la ETP no es casual. Debido a sus características intrínsecas, las instituciones técnicas necesitan espacios y entornos formativos con determinadas estructuras y particularidades para que los estudiantes puedan realizar sus prácticas formativas. Pensamos políticas de estado que requirieron de un diagnóstico previo, para una planificación y gestión integral efectiva”, manifestó el director ejecutivo del INET, Leandro Goroyesky.

En los últimos cuatro años, el INET decidió poner la mirada sobre los espacios físicos educativos, lo que le implicó generar criterios, marcos normativos, procesos y utilizar metodologías ágiles de gestión, que atiendan a las demandas de las jurisdicciones sobre acondicionamiento edilicio y obras nuevas. Así, el Consejo Federal de Educación aprobó la Resolución N° 279/2016 de “Mejora continua de las condiciones de la infraestructura física educativa de las Instituciones de Educación Técnico Profesional”.

De las 197 obras realizadas, ciento cuatro (104) ya han sido finalizadas. En total, se construyeron a nuevo 103.976 m2 y se refaccionaron 182.007 m2 –obras que beneficiarán a alrededor de 115.239 estudiantes de todo el país que asistirán a instituciones con espacios y entornos formativos más y mejores preparados para que puedan realizar sus prácticas formativas.

En total, a través del Programa 39 de Refacción Integral de Edificios de Establecimientos de ETP, el estado nacional ha invertido $5.534.019.799 en obras en instituciones de la modalidad.

Más testimonios

El rector del Instituto de Educación Técnica Nº 485 Villa Gobernador Galvez (provincia de Santa Fe), Roberto Barrón, manifiesta que hasta antes de la reformulación y ampliación en infraestructura, su escuela “era la peor en la región VI, por eso era absolutamente necesario esta inversión (de más de $66 millones)…Ahora esperamos que va a estar acorde a una matrícula que está creciendo cada vez más”. Se espera recibir a casi 500 estudiantes.

En Río Negro, y con más de 11 millones invertidos, las obras en el Centro de Educación Técnica N° 30 de Cipolletti, alegra a toda la comunidad educativa. “La apertura de los nuevos espacios generó que, tanto docentes como estudiantes, estén en un ámbito adecuado para la realización de las prácticas. Los padres están muy conformes con las obras realizadas”, manifiesta su directora, Viviana Gallucchi.